2009 / 5 August

El problema de las series de un “solo aspecto”


        La semana pasada, Fox estrenó para Latinoamérica su nueva serie “Lie to me” (“Miénteme”, en español), la cual tiene por protagonista a un grupo de expertos que son contratados para alcanzar la verdad empleando herramientas sicológicas, de manera que pueden detectar mentiras analizando el lenguaje corporal o interpretando las micro expresiones que inconcientemente realizamos al mentir. La ciencia que emplean es real e interesante, según estudios realizados (y para fortuna de muchos vendedores), sólo una de cada 400 personas tienen la capacidad nata de interpretar los pequeños movimientos que hacemos al faltar a la verdad, sin embargo una serie centrada en esto puede obviar muchas otras partes de la realidad.
        En el capítulo que tuve oportunidad de ver, cada integrante parecía estar tan obsesionado por demostrar su dominio casi mágico sobre las señales de rostros y cuerpos, que llegué a pensar no notarían la presencia de un sospechoso armado si éste fuera lo suficientemente astuto como para permanecer inmóvil frente a ellos; y es que el problema de girar en torno a un aspecto tan reducido es obviar otros factores sin los cuales la trama podría convertirse en ridícula o incoherente. Si bien esto no evita que sean exitosas, hay un par de otros casos que son mis favoritos:

CSI: Crime Scene Investigation. Con más de doscientos capítulos en el aire, sigo sin entender cómo se las ingenian cada semana para lograr que sólo la evidencia forense sea la que solucione los crímenes; el pobre Sherlock Holmes, de haber sido real, se revolcaría en su tumba de ver como la deducción lógica se rinde ante equipos que ya quisiera poder pagar la NASA o como los detectives son completamente desplazados por las meras herramientas que están allí para ayudarlos. No sólo eso, para añadir insulto al agravio, son los mismos investigadores de la escena del crimen quienes interrogan a los sospechosos, dejando casi desempleados a los hombres de ley.

Numb3rs. Trata sobre un agente del FBI y su hermano, un genio de las matemáticas. En cada episodio, de una u otra manera este último ayudará al primero en sus investigaciones, empleando una serie de principios matemáticos, estadísticos o heurísticos que los acercará a los criminales. Si bien esta premiada serie fue por algún tiempo una de mis favoritas, exige una credulidad a prueba de algoritmos el aceptar que sólo mediante modelos matemáticos se puede pelear contra el crimen.

        Sin lugar a dudas, es la genialidad de los escritores de estas producciones la que puede crear tantas historias empleando un solo aspecto de la realidad, que si bien nunca estará completa, en los casos mencionados me parece demasiado reducida…¿Algún lector tiene su propio caso favorito?
________________________________
{Música de fondo mientras escribía: Catch my desease (Ben Lee), Sideways (Citizen cope y Santana), Disappear, The Reason (Hoobastank), Camera One (josh Joplin) }

  • [: LïSSy :] / August 5, 2009 AT 6:57 PM

    japi verdi tu yuuu, sapo verde tu yuuu!!… y que cumpla muchos maaaaas!! jaja

    Feliz Cumple Gue!!!, pásala bonito 😀

    Reply

LEAVE YOUR COMMENT

// añadida por giuseppe 12/6/17 para que baje un pixel y se muestra la página (sino, el usuario debe // scrollear para ver